No es fácil quererme

No es nada fácil, no.

Pienso en todas las veces que me has podido necesitar y no he estado.

Las veces en que estabas triste y necesitabas un hombro amigo o un abrazo y no he podido dártelo.

Aquellas ocasiones en que tenías una alegría y te apetecía compartirla conmigo, pero yo estaba lejos.

Cuando no podías más con el curro, tu pareja, tu familia o la vida y querías tomarte unas cervezas y echarte unas risas para olvidarte de todo. 

Sé que tienes otras personas con las que compartir, pero hay momentos en los que quieres que sea yo y no puede ser.

Incluso cuando estoy tienes que conformarte con pedacitos de mí, porque tengo que repartir lo poco que ofrezco.

Las llamadas y los mensajes nunca son suficientes, lo sé. Nunca tengo tiempo. Ando siempre liada desempacando cajas, buscando colegio, conociendo la ciudad. Estoy permanentemente cansada.

Sabes que a veces te miento y te digo que estoy bien para no preocuparte. Y juegas a creerme.

Es difícil quereme porque no puedes darme un abrazo cuando sabes que lo necesito porque no estoy bien.

Porque no puedes acompañarme a tomarme ese mojito que tanta falta me hace, pero no por él sino por tu compañía.

Sabes que tengo otras personas con las que compartir, pero hay veces en las que quiero que sea contigo y tú estás lejos, ¿o era yo la que estaba lejos?

Porque muchas veces me mientes diciéndome que estás bien porque no quieres preocuparme y yo juego a creerte.

Porque no me llamas todo lo que quisieras, estás muy liada con tu vida y tu también estás cansada.

Porque cuando estoy sólo puedes darme pedacitos de tu tiempo porque tu vida no se para sólo porque yo esté.

Es así, por fortuna la vida sigue su curso para todos y te das cuenta de que nadie es imprescindible y que a pesar de las ausencias uno puede ser feliz. 

Pero esos momentos de felicidad en ocasiones se ven empañados porque hay gente a la que quieres tener cerca desesperadamente.  Gente a la que es difícil querer porque no están y a la que les es difícil querete porque no estás.

Por eso hoy te doy las gracias por no dejar que la dificultad de la distancia acabe con tu amor por mí, como no acaba con el mío por ti. Gracias amiga, madre, compañera... Gracias a las mujeres de mi vida que tanta falta me hacéis.

Comentarios

  1. Qué post tan bonito y tan honesto! Me he sentido muy identificada con él, porque a mí también me pasa, sobre todo con algunas amigas, a las que no puedes ver con la frecuencia que quieres y no puedes estar junto a ellas en determinados momentos, ya sea por la distancia o por las obligaciones de nuestras respectivas vidas. Me ha gustado mucho cómo lo has expresado. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, y también por compartir el post. Mientras lo escribía pensaba que incluso cuando no era una expat también me resultaba difícil cuidar a todo el mundo como quería. Un beso guapa.

      Eliminar
  2. Precioso. He sentido cada una de tus palabras como propias, porque vivo lejos de mis amigas, de mis padres y de mi hermana. Estoy segura de que ellas a tí también te echan de menos.

    Por cierto, enhorabuena por el artículo en la revista 4 de Mamá de Madresfera. Acabo de recibirla y me ha hecho ilusión que salieras.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, si me encantó que me entrevistarán, no me lo esperaba porque mi blog es muy pequeñito. Estoy muy contenta.
      Un saludo y gracias por pasarte y comentar.

      Eliminar
  3. Me has leído la mente con el post. Porque has escrito lo que muchos sentimos y no sabemos expresar... ¡Ay como te entiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! alegra que te hayas sentido identificada y que te guste. Un saludo.

      Eliminar
  4. Precioso escrito,lleno de emociones que se reciben a través incluso de una pantalla!!.Te comprendo y te entiendo, yo también estoy en tu lugar, exactamente igual.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Una entrada llena de sensibilidad y que entiendo 100%. Un abrazo desde Trondheim.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Menú escolar en Inglaterra