7 listas a evitar si quieres ser feliz

En esto mundo 2.0 son tan comunes las listas con inocentes consejos para mejorar tu vida que ya no hace falta llamar a tu madre para preguntarle cuál es la mejor manera de pelar el cardo porque en Google hay 10 magníficas maneras para hacerlo. Ni que le preguntes a tu vecina cuál es el mejor modelo de coche para comprar. Todo está en la red hasta cuál es tu postura favorita.
 
Y eso de hacer propósitos en tu cumpleaños, año nuevo o nuevo curso se ha quedado anticuado, ya que vas a encontrar la perfecta lista de las 20 cosas que no puedes dejar de hacer en el 2016.
 
A mí tanta listología me recuerda a la revista SuperPop (una revista dirigida a un público adolescente y que los de mi generación no reconocíamos leerla, pero todos teníamos un ejemplar en casa) donde podías encontrar las 10 formas de seducirlo o cómo saber si era el adecuado para perder la virginidad. Claro llegados los 17 o 20 dependiendo de la madurez imaginada de cada uno, ya nadie la leía, bueno algunos la escondían debajo del colchón.

El problema de estas listas, que pueden tener o no sentido si eres un adolescente,  es que hoy en día las lee hasta mi abuela y han pasado de cubrir el aspecto sexual-amoroso de los adolescente a cubrir cualquier parcela de la vida desde antes del nacimiento, 5 maneras de estar bien embarazada, hasta las 8 mejores maneras de estar muerto.
 
Yo no quiero ser menos así que os comparto mi lista con mis listas favoritas a EVITAR. Son las que más me han aterrado en la red, las más dañinas, las más surrealistas, las más de lo más.
 
 

5 maneras de ser feliz.

 
Piensa en positivo, una vida saludable, rodéate de amigos, quiérete mucho... Con estos consejos seguro, segurísimo que consigues ser feliz porque son infalibles. Ahora bien, en el hipotético caso de que no funcionen, la culpa sería tuya, porque como ya te he dicho mis consejos son infalibles. En estos casos mi consejo es que te pases a Instagram y te crees una vida feliz-imaginaria, tu vida seguirá siendo una ruina, pero al menos los otros no lo sabrán.
 

Diez maneras de saber si estas enamorada.

 
Aquí sólo hay dos posibilidades o no estás enamorado/a o lo estás. Si no lo estás la lista no va a conseguir que le quieras por muy culpable que te sientas. Y si lo estás ¿necesitas una lista con 10 razones? La otra cosa es que te correspondan o no en ese enamoramiento o que te vaya a durar dos meses o 20 años.
 

Diez maneras infalibles para adelgazar.

 
Con estas siempre caigo, porque sólo con leer el título me hacen creer que mañana me levantaré y estaré delgada y hasta me siento más ligera. Pero al final todas tienen los mismos consejos: sin dietas no hay paraíso. Eso sí algunas te lo pintan rollo místico que queda mejor "conecta con la delegada que hay en ti" y a mí como que me gustaría decirle a la listilla "yo a la delgada no la veo por ninguna parte, a no ser que seamos dos que ocupemos el mismo cuerpo y por eso me parezca que me sobran kilos". No quiero entrar ya en temas más candentes como la obsesión enfermiza que vivimos en la actualidad por la delgadez extrema, la eterna juventud-inmadurez, ser el mejor vestido, o el peor, pero sobretodo el más envidiado/a y los labios apretujaos-rollo-selfie-súper-espontánea. Vamos que a una por bien que le vaya en la vida si le sobran quilos parece una infeliz sin nada interesante que decir... a no ser que digas de ti misma que eres una curvie.
 

Quince cosas que hacer antes de los 30.

 
Tengo que reconocer que estas listas me acojonan, nunca me las leo, porque estoy segura de que he perdido la veintena y de que estoy haciendo una carrera de fondo que me está llevando irremediablemente a perder la treintena y eso sí que no podría soportarlo. Así que ojos que no ven, corazón que no siente. Que una ha hecho todo lo que ha podido para aprovechar los años y dicen que quien hace lo que puede no está obligado a más.

 

Cien libros que leer antes de morirte.

 
Quien dice libros dice bandas, musicales, películas, países. Yo con este tipo de listas juro que lo he intentado, porque una quiere parecer intelectual por eso de demostrarles a los demás que a pesar de tener kilos de más una puede ser una curvie con cosas interesantes que contar. El problema es que a la que llegó al título 5 ya me quiero morir o llegar a los 100 años rápido para decir "ups ahora ya no me da tiempo, ¿no?" 

 

20 cosas que los niños tienen que hacer antes de los 7.

 
He de reconocer que este tipo es la que más me impacta de todas. La idea me parece terrorífica. Suelen poner cosas que aparentemente no están mal como ir de camping, caminar descalzo por la hierba, retozar por el barro, jugar con la nieve... Ya os he dicho al principio que estas listas parecen inocentes pero a mi modo de ver no lo son. Así que esto tipo de lista tan "sencilla, bonita, natural..." al principio casi me la colaban. Pero después me dio por pensar ¿qué pasa si la niña vive en una zona desértica y no puede tocar la nieve, pisar la hierba o retozar en el barro antes de cumplir los 7? O si a los padres no les gusta ir de camping, o si el niño tiene alergia a la hierba, o los padres trabajan de sol a sol y no tienen tiempo de retozar, o si a los padres no les da la gana de hacer lo que se supone que mola sólo porque es lo que está de moda, y los que fuimos niños en ls 80 cuando nuestros padres no hacían manualidades con nosotros ni de coña. ¿Qué pasa entonces si no hacen, o hemos hecho, todo eso antes de los 7? La infancia no habrá valido la pena, habrá sido tan penosa que no valdrá la pena cumplir más años, o quizás nos quedamos estancados en los 7 y se van repitiendo cíclicamente hasta que conseguimos poner una cruz en las 20 casillas. Y si en vez de retozar en el barro a los 7 lo hacemos con 8, ya no será divertido. Uff que estrés de infancia no-estresada-20-cosas-molonas.

 

10 cosas que tienes que decirle a tus hijos cada día.

 
Si todas muy bonitas: te quiero, tú puedes, eres estupendo, soy feliz de que estés en mi vida, estoy orgullosa de ti, bla, bla, bla. Mire usted estoy tan ocupada contando la cantidad de verduras y frutas que han comido, haciendo que se laven los dientes, preparando una actividad molona diaria y encontrar el momento de hacerla y sacar 20 fotos para escoger la mejor y subirla a Pinterest en medio de los deberes, el fútbol, los desplazamientos escolares, los cuentos chupipirulis que leemos cada día (previa búsqueda de listas con los mejores cuentos ilustrados del momento, que también requiere su tiempo), eso sí, sin forzar a los niños a la lectura que todo tiene que ser muy natural para que funcione, el momento de aburrirse para que sean creativos ¿bastarán 5 minutos de aburrimiento?, las reuniones escolares, el momento retocemos por el barro, seguido de la lavadora y bañera (obvio), el deporte que tengo que hacer si quiero ser feliz, los 20 minutos al día para mí misma, el libro 25  que me tengo que leer antes de dos meses o no podré morirme ni con 120 años, y el dedicarle tiempo a mi pareja, al sexo, a los amigos y a mi madre... que hay días en que no les voy a recordar lo mucho que los quiero y lo feliz que soy de que estén en mi vida porque ni yo me acuerdo.
 
Tenía pensado hacer una lista de 10 que es el número con más enganche en la red, pero he quedado tan agotada, que mi lista con las 10 listas a evitar se queda en 7. 
 

Comentarios

  1. Dios, la Súper Pop jajaja qué recuerdos xDDD

    Tienes razón, todo muy petardo ahahaha

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ajjaj me acordé de ella escribiendo el post. Y supe que tenía que nombrarla. Un saludo y gracais por comentar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog