Empezando homeschooling en Doha

Como ya os comentaba en este post empezar la educación primaria y secundaria en Qatar no es tarea fácil. Así que hasta que los niños no estén escolarizados vamos a hacer homeschooling. 
 
Desde UK empecé a buscar información y encontré un grupo muy activo de homeschooling el Doha Home Educators. Este grupo te permite registrarte hasta dos meses antes de mudarte a Qatar, cosa que se agradece mucho.
 
Gracias a eso me enteré que en febrero y marzo se iban a celebrar una jornadas de educación cooperativas y que la reunión de "parents-educators" para organizarlas se iba a hacer a los 4 días de que llegáramos a Doha. Yo ni corta ni perezosa decidí que tenía que ir, claro está.
 
El primer inconveniente llegó cuando me monté en ese enorme 4x4 de Papacorbata e intenté introducir la dirección en el GPS. ¡No me aparecía! ¿Pero si yo la había encontrado en casa? No me lo podía creer, así que hice lo que hago siempre que no me puedo creer algo, repetir obstinadamente la misma acción hasta que me canso y decido "creer" que lo que me está pasando es posible aunque no me guste. Sólo entonces decido probar algo diferente, que en este caso fue usar el mapa del móvil. Ahora sí, arranqué.
 
Después de pelearme con el móvil, que se caía del salpicadero con cada frenada, y saltarme el giro a la derecha dos o tres veces, parecía que estaba a punto de llegar a mi destino o al menos eso decía google, 2 minutos. Eso sí, yo no lo tenía tan claro porque estaba en medio de un enorme descampado lleno de coches y camiones aparcados. Empecé a sudar y a proferir insultos a todo lo que se me pasó por la cabeza que podía estar implicado en mi mala suerte. Aún así bajé los pestillos y seguí adelante muerta de miedo, total sólo eran dos minutos. 
 
Por fin, los dos minutos se me hicieron eternos, lo que es la relatividad del tiempo, llegué a la puerta de un compound cuya entrada estaba bloqueada por una barrera. Yo, que era nueva en la city y que ya tenía el cerebro desmayado por la sobredosis de adrenalina de mi primera conducida en Doha, decidí aparcar en el descampado de enfrente y entrar caminando. El guardia de seguridad de la puerta me miró con cara de incredulidad y me dijo que cogiera el coche y entrara con él. Lo hice. Entré y me fui en dirección contraria a la casa donde se hacía la reunión, el de seguridad me hizo señas para que diera la vuelta, uuuuffff. Mis nervios me estaban matando, pero conseguí encontrar la casa. Aparqué.
 
Miré el reloj, con la tontería llegaba 10 minutos tarde, que vergüenza. Llamé a la puerta y me abrió una señora que me miró con cara de sorpresa. "Ya me he equivocado de casa" "I am coming for a homeschooling meeting" "It's here, but the meeting have just finished." "En 10 minutos, vaya eso sí que es aprovechar el tiempo" "Ok (que más le voy a decir)."  Me mira y me dice  (creo que le di pena) "There are still some of us inside, if you want you can come in" "Ok (que más le voy a decir, después de llegar a una reunión que empezaba a las 7, pero yo entendí que eran las 9)". Entré y las mamás restantes me miraron con cara de sorpresa, eso sí mi cara era the most sorpresiva de todas.
 
Me presentaron a un par de madres y me preguntaron si quería colaborar "Ok (que más iba a decir)." Me dijeron que podía hacer "a class" de cocina o a "class" de juegos de mesa. "Ok (no me salía ninguna otra palabra) cooking class". Y me apuntaron en dos recuadros diferentes. Me explicaron que me enviarían un formulario para que escogiera las actividades de los peques y que por hacer el cooking club tendría prioridad a la hora de escoger. Yo toda graciosa les dije "qué bien, la próxima vez también llegaré tarde." Reí, pero ellas rieron más alto. Hay que ver la gracia española. 9.20 salí de la casa con dos clases de cocina para hacer y pensando que al menos al ofrecerme a ayudar no había quedado tan mal por llegar al final de la reunión.
 
Mi sorpresa cuando me envían las inscripciones de los niños es que solo tenía que escoger dos, no 2 x 7 (días que durarán las jornadas). Empiezo a sospechar.  Aprovechando que una de las mamás organizadoras me envía un whatsapp le preguntó cuánto duran las sesiones de cocina. ¡¡¡¡Me dice que los 7 días!!!! Que multiplicado por dos son 14 sesiones de cooking, no dos como yo me pensaba. Pobre de mí en que berenjenales me meto. Entonces entendí porque se habían reído más alto que yo las otras mamás.
 
Ya hemos empezado y la verdad es que tanto los peques como yo lo disfrutamos mucho. Hay unos 100 niños de todas las edades y nacionalidades participando. Así que el esfuerzo valdrá la pena. Ya os contaré.

Comentarios

  1. Jajajjajaj me ha encantado este post (si, una que se esta poniendo al dia con tu blog aprovechando que este par duerme) Ahora ya sabes que por llegar tarde te encomendaron la clase de cocina. Que menos mal.porque como hubieras hecho 14 clases de juegos de mesa!! Ya nos contaras!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Menú escolar en Inglaterra