Un día entre vacas

En octubre nos visitaron unos familiares de Colombia, los tíos-abuelos JB y M. Nosotros siempre esperamos con ilusión las visitas de familiares y amigos, que le vamos a hacer, nos encanta tener gente en casa.
 
Pero, sin querer desmerecer a ninguna de las visitas que tenemos, sentimos una emoción especial cuando la visita viene del otro lado del Atlántico y no sólo por lo mucho que los queremos, que a los que vienen de aquí cerquita también les queremos, sino porque con nuestra familia/amigos colombianos las oportunidades para estar juntos no son tantas así que intentamos disfrutarlas al máximo cuando se dan.
 
En esta ocasión nos acompañaron M y JB que es un apasionado de la ganadería, el mismo tiene 100 reses, entre las cuales tiene una cuantas Ayrshire, que resulta son originarias de Escocia. Así que Papacorbata se puso a investigar cuál era la mejor granja con ganado Ayrshire de UK. Y fue a dar con Charnwood Forest Farm en Leicestershire. La granja es propiedad de la familia Tomlinson.
 
 
Fue una gran experiencia, una de las que recordaré el día que ya no estemos en este país. Ante todo la familia fue muy acogedora y amable con todos nosotros, no sólo no nos cobraron por la visita, a pesar de dedicarnos toda una mañana a explicarnos como funcionaba la granja, sino que nos invitaron a comer con ellos. Aparentemente que un inglés te invite a su casa es algo atípico, dicen que no les gusta invitar a gente a su casa. Desde luego no ha sido nuestra experiencia.
 
 
La visita nos la hicieron Blaise, padre, junto con su hija mayor que a pesar de tener sólo 14 años nos guió y explicó los entresijos de la granja con una gran pasión. Tienen claro que quiere seguir la tradición familiar y ser granjera, sus abuelos también son granjeros, hasta tiene un proyecto en mente que quiere llevar a cabo, y por cierto me pareció una idea fantástica. Me fascinó su capacidad para hablar con personas desconocidas, para explicarse, su seguridad, su pasión por las vacas y la cría de ganado, que los fines de semana se levanté a las 6 de la mañana para ayudar a su padre, y no lo hace como una obligación, para ella es un verdadero placer.
 
 
Nos explicó que pertenece a Young Framers (yo me reí por dentro porque me sonó a granjero busca esposa), una agrupación de jóvenes granjeros de entre 10 y 26 años que organiza todo tipo de actividades desde encuentros en pubs (para los más mayores), hasta competiciones deportivas, formación, viajes... Nos comentó medio divertida que sus padres de conocieron en Young Farmers (y yo me volví a reír por dentro, lo sabía jijij).
 
La comida la hicimos en la cocina de la casa, una estancia amplia y cálida, sentados alrededor de una fabulosa mesa de madera ubicada al lado de una cristalera desde la que se veía un patio verde con un columpio y donde los niños estuvieron jugando después de comer.
 
 
Aproveché para comentarle a la madre que me parecía admirable la capacidad de su hija para guiar a las visitas y su pasión por la ganadería. Me explicó que sus hijas están muy acostumbradas a relacionarse con gente de todo el mundo porque hay muchos granjeros que vienen a visitar la granja desde otros países como Sudáfrica, Australia, Irlanda, EUA, Colombia (nosotros)... y también porque acuden a muchas convenciones granjeras donde se reúne mucha gente. 
 
La verdad es que el mundo del campo y los animales nunca me ha llamado la atención, siempre he pensado que me moriría rodeada de animales y lejos de la ciudad. Pero aquel día, durante un instante sentada en aquella cocina, rodeada de aquella familia, y con mis hijos sonrosados y felices empecé a imaginarme como sería ser granjera... (Tengo que decir que deseché la idea cuando me imaginé limpiando establos y levantándome a las 4 de la mañana.)
 


Esta es la familia Tomlison (son las tres niñas, la mujer y el hombre que están más cerca de la vaca).





Comentarios

  1. Qué visita más interesante! Me alegra que lo pasarais tan bien... Me ha alucinado la niña, tan comprometida con la granja y con tanta ilusión por ella... Es muy bonito. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí a mí me impactó, imagínate que yo pensaba que tenía 24 años, cuando me dijo 14 flipe.

      Eliminar
  2. Me encantan estas visitas instructivas!! Que a la vez que disfrutas, aprendes . Pues es una buenísima idea lo de reunirse por gremios, ya que a veces se les da mal relacionarse por estar tan metidos en sus granjas o así . Debería existir más ,para que la gente no tenga tantos problemas para relacionarse. Yo viví en una granja, pero no me gusta el trabajo del campo ,lo puedo realizar puntualmente porque de hecho lo hice, pero estudié para labrarme otro destino .
    Esa chica granjera ha encontrado "su elemento" , aquello que realizas a gusto pasen las horas que pasen.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo tampoco podría vivir, pero lo de esta chica es increíble ella es feliz en la granja, y me encantó conocerla.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog