Los libros son para el verano

Soy de las que disfruta llevando a los peques a las bibliotecas. Y el verano me parece una época excelente para ir. Esas tardes de soporífero calor mediterráneo son insoportables y la biblioteca es una opción fresquita, divertida y enriquecedora. Pocos lugares hay que me gusten más en verano, a parte de la terracita, la playa y la piscina. Y leerte un libro al lado de una piscina, inmejorable.
 
 
Nos hemos pasado todo el verano en casa de la iaia que vive en un pueblo de la provincia de Barcelona.  Normalmente pasamos dos semanas, pero este verano se nos ha alargado la estancia. Pero por desgracia no hemos podido disfrutar de las bibliotecas todo lo que nos hubiera gustado. Y es que para mi sorpresa durante el mes de agosto la mayoría de bibliotecas municipales están ¡¡¡CERRADAS!!! Así que si quieres leer en agosto te toca ir a Barcelona ciudad, pero previo chequeo en internet porque sólo hay una biblioteca abierta por distrito.
 
Quizás hace unos años los pueblos catalanes se vaciaban de gente porque muchos se iban al "pueblo" todo el verano. Pero hoy en día la realidad ha cambiado y más bien somos muchos los que volvemos de vacaciones al "poble". Además con los precios tan elebados de hoteles, aviones, campings.. las familias cada vez hacen vacaciones más cortas. De hecho este verano todos mis amigos estaban por Barna. Así que no entiendo porque ayuntamientos y/o diputación nos cortan el acceso gratuito a la cultura en verano, no tiene lógica.
 
 
A parte está el tema de que el centralismo me mata. ¿Qué pasa con la gente que no vive en una gran ciudad? Se jode. Perdón, se fastidia y no lee, o se compra los libros, o se gasta el dinero y el tiempo yendo hasta la capital.
 
Reivindicaciones a un lado os quería enseñaros algunas de las joyas que descubrimos en la Biblioteca Manuel Arranz del Poblenou, una de las pocas abiertas.
 
 
1. A la cuina de nit (En la cocina de noche) de Maurice Sendak. Un libro onírico, que sorprende a los pequeños y los traslada al mundo de los sueños y la pastelería. ¿Cuál será el ingrediente secreto?

2. Les bromes del Nessie. Un cómic muy adecuado para primeros lectores, corto, sencillo, divertido, y con un monstrui un poco travieso.

3. El comelibros. Es un cuento fantástico, ver la cara de la Soysupermayorcon5 mientras se lo leía. La historia de come el Señor B devora todos los libros que encuentra la sorprendió tanto que me pidió repetir.

4. Les cases del món. Un libro despegable para conocer como son las casa en diferentes países. Fabuloso, un libro para jugar o un juguete para leer.

 

Comentarios

  1. ¡Y para el invierno ! Porque nosotros en invierno esos días horribles , vas a la biblioteca y fenomenal . Cuando los míos eran más pequeños les llevé , nos hicimos los carnets y estaban todos emocionados . Y sacamos muchísimos libros siempre de la biblioteca , aunque yo compro algunos.
    Para mí , que crecí en un país donde los libros eran un lujo y estaban muchos autores prohibidos , eso nos motivó a ver la valía de los libros . Así se los enseño a mis hijos en esta era de la informática.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog