Creatividad en movimiento

Cuando hablamos de creatividad, y si asociamos esta a la infancia, lo primero que se nos viene a la cabeza es un niño pintando,  recortando, tocando un instrumento, creando un castillo con materiales reciclados, quizás incluso bailando. Pero pocas veces pensamos en un/a niño/a saltando en el parque o trepando por una pared como creativo.

Si hablamos de motricidad, alguien con grandes habilidades motrices es un/a deportista y no suelen atribuirle cualidades creativas. Os imagináis a un futbolista saltando a la pata coja antes de disparar un penalti...

Las personas que se dedican al mundo de la danza, o el teatro, o el circo son artistas.

Entonces qué pasa con el binomio motricidad-creatividad. He encontrado una definición que me ha gustado mucho  y resuelve la encrucijada: "Murcia, Vargas y Puerta (1998) asocian la creatividad motriz no sólo al movimiento y a la calidad del mismo, sino también con la variabilidad y la originalidad del mismo, buscando espacio para la imaginación y nuevas formas de crear, desarrollando estas relaciones del movimiento, el pensamiento y la afectividad." Y que duda cabe que los niños son originales por naturaleza.

Según Sir Ken Robinson la creatividad es algo que se aprende y por tanto hay que practicarla, entrenarla y recompensarla. Así que aquí algunos consejos para fomentar la creatividad motriz en los niños/as:

- Dejar que los peques jueguen libremente, el juego es la manera natural para que los niños exploren el mundo, desarrollen su imaginación, la creatividad, el lenguaje, la motricidad...

- Dar oportunidades para que ésta se de fuera de casa. Llevar a los niños al parque, salir a correr, practicar deportes con ellos, ir a la piscina, a la playa, a la montaña, ir a la plaza, bailar...

- En la medida de lo posible que monten en bicicleta, patines, patinetes, skates, cuanto antes empiecen mejor.


- No cortar las alas a la exploración. He visto mamás-papás en el parque diciendo a sus hijos/as: no subas aquí que es peligroso, te vas a caer, te vas a hacer daño, no juegues con la tierra que te ensucias, vámonos que hace frío, no te mojes que te pones malo... que paciencia tienen los peques. Estos mensajes repetidos a lo largo de la infancia hacen que el niño/a los vaya interiorizando y según van creciendo empiezan los no puedo, no sé, no seré capaz, nunca he sido bueno en eso, el miedona explorar... Aquí se me ha notado el ramalazo soypsicólogacreeme...

- Dejar que experimenten, no hay que tener miedo a que los niños exploren. Si algo nos parece difícil para la edad del/a niño/a se puede hacer un acompañamiento a esta exploración adecuado a la edad, habilidad del niño/a y dificultad de la tarea.

- No hay cosas destinadas a ser usadas de esta manera o de aquella, especialmente en el parque, en otros lugares ya queda a criterio de cada uno. Quiero decir la casita del parque, no sólo sirve para sentarse a jugar con tierra o hacer comiditas. Subirse al tejado y saltar puede ser mucho más divertido. Trepar a los árboles es más emocionante que hacerlo a la araña del parque.


- Tampoco hay cosas destinadas a una edad o otra, primero porque cada niño tiene un desarrollo diferente y segundo porque se pueden hacer mil cosas diferentes con un mismo objeto, Kirikito ha estado más de un año colgándose de una cuerda de un columpio destinado a más de 8 años. Pasado este tiempo un día se decidió y trepó. La Soysupermayorcon5 lleva tiempo trepando también, pero sin hacer uso de las partes más altas, igualmente, hasta que se decidió y las usó. Por cierto coincidieron el mismo día. Así que imaginaros la alegría de todos. 


- Los bebés pueden disfrutar del parque igual que cualquier otro niño/a: pueden gatear, mirar a los otros niños, agarrarse para ponerse de pie, columpiarse (en la cesta o si no en el regazo de mamá-papá), tirarse con mamá o papá por el tobogán, jugar con la tierra, el agua. 

- Reconocer los logros de los niños/as y festejarlos, yo soy de las mamás que aplaude a sus hijos cuando consiguen subir por una pared, saltar tres escalones de golpe, o subirse a la cima de una araña. Y cuando llegamos a casa se lo contamos a Papacorbata y festejamos todos.

Comentarios

  1. De nuevo me ha encantado el post, muy interesante y visto desde una perspectiva que muchas veces se olvida. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Molt d'acord Sandra! Jo intento confiar sempre en les habilitats dels meus fills, si em fa por que facin alguna cosa els ho dic i m'hi acosto si puc o els demano que esperin que jo pugui estar disponible però deixant-los sempre clar que és per mi no pas perquè ells no puguin fer el que es proposen.
    Una abraçada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Carla, sí aquesta és l'actitud, acompanyar-los quan creiem que pot haver-hi risc, però des de la seguretat, no des de la por. Bon cap de setmana.

      Eliminar
  3. Me ha encantado el post! Cuántas veces se me olvida la importancia de que jueguen al aire libre, que experimenten por si solos. El recelo de que les pueda pasar algo al final pasa factura. Hay que abrir un poco más el cerco y también darle importancia al momento parque aunque nos de una pereza de muerte. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Esther. Sí hay veces que da mucha pereza la verdad, jijij.

      Eliminar
  4. Tienes toda la razón . A veces cometemos esos errores que por excesiva protección estamos cortando las alas a la creatividad . Sobre todo en esos primeros años de continúa exploración por parte de los niños . Yo me subía a los árboles de pequeña , y no me decían que me bajara por eso motivó e invito a mis hijos a ello . Lo que a veces sucede es que uno tiene ya unos "vicios o manías" creadas y se lo pasamos a ellos.
    En fin, que por lo menos nos esforzamos para hacerlo lo mejor posible.

    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí todas tenemos vicios, pero todas somos estupendas mamás, jijiji. La verdad una con sus cosas lo hace lo mejor que puede y eso es lo importante. Gracias por comentar, me paseo por tu blog ;)

      Eliminar
  5. Exacto: dar alas libres al juego y a la experimentación en el propio juego es la clave. Nosotras intentamos abordar desde hace unos meses todo el tema relacionado con el juego y la educación en el tiempo libre en nuestro blog "Reflexiones más que Lúdicas". Nos encantaría que nos siguierais.

    http://www.mundoludic.com/blog/juegos-de-experimentacion

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que os sigo porque me encanta porque me encanta los temas que tocáis. Un saludo

      Eliminar
  6. Qué razón tienes con lo de no ver peligros donde ellos ven exploraciones.
    Leí hace unos meses una frase que me ha encantado: Prepara a tu hijo para el camino, no el camino para tu hijo.
    Encantada de haberte descubierto. Por cierto, ¿dónde podría suscribirme? no lo he encontrado.

    Y ahora te invito a que visites el blog para padres inquietos, sobre las ocurrencias de un niño de 9 años en clave de ironía. Espero que te guste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. No dudes que me voy a pasar por tu blog. Respecto a lo de suscribirse me acabas de poner deberes, voy a tener que ponerme manos a la obra. Un saludo

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Menú escolar en Inglaterra